Después del éxito de la primera colocación, YPF vuelve a poner en escena uno de los hits financieros del último año: el bono en pesos para pequeños inversores. Página/12 pudo confirmar de fuentes oficiales que la próxima emisión será a mediados de marzo. Son obligaciones negociables (ON) a un año, con una tasa del 19 por ciento y liquidación de intereses mensual. Es una oferta que supera entre 3 y 4 puntos a los plazos fijos a igual lapso. El público minorista encontró en la emisión de diciembre pasado que los títulos de la petrolera son una opción segura para canalizar ahorros en moneda nacional. La demanda en aquella oportunidad desbordó las previsiones oficiales: se lanzaron bonos por 50 millones y los compradores quisieron llevarse 323 millones. El techo fijado de antemano limitó las ventas a 150 millones. Esta vez, la emisión arrancará en 400 millones de pesos y podría ampliarse si fuera necesario. Habrá más bancos colocadores, como los provinciales, y se buscará captar las disponibilidades financieras de instituciones como sindicatos u obras sociales.

El Gobierno está utilizando a YPF como avanzada de una estrategia con dos objetivos: conseguir financiamiento para proyectos estratégicos –en este caso, aumentar la capacidad de generación de hidrocarburos– y darles a los pequeños inversores una alternativa de inversión en pesos. La petrolera proyecta repetir las colocaciones de ON cada tres o cuatro meses a lo largo del año y ya tiene aprobado en la Comisión Nacional de Valores (CNV) un programa de emisiones por 3000 millones. Otras empresas del Estado o iniciativas como la construcción de centrales energéticas o rutas podrían seguir los pasos de YPF y emitir títulos con características similares. El público puede acceder a la compra de los bonos de la petrolera a través de los principales bancos del sistema: Nación, Nación Fideicomisos, Nación Bursátil, Hipotecario, Galicia, BACS SA, Santander Río, Macro, Macro Securities, BBVA Francés, Provincia de Buenos Aires y Credicoop. Esa fue la nómina de agentes emisores en diciembre, pero la lista será bastante más amplia para mediados de marzo, ya que se sumarán la mayoría de los bancos provinciales. El monto mínimo de inversión son 1000 pesos y el máximo, 250 mil.
El Gobierno negoció el año pasado y volverá a hacerlo para marzo que los bancos reduzcan o bonifiquen costos de mantenimiento de la cuenta corriente o guarda de papeles para pedidos por hasta 30 mil pesos, y para los ahorristas más pequeños, que bajen sus costos para la apertura de una caja de ahorro.

]]>