Diego Banfi, Donato De Santis y Flavia Fernández

“Imbattible”, “Mortal”, “Reginella” y “Tana” son los nombres de las 4 variedades de pizza italiana que aparecen en primer plano en la carta del nuevo restó Pizza Paradiso. Cada una de ellas se presenta en versión romana (masa gruesa cocinada a la chapa) o napolitana (masa finita horneada a leña).

Es que esta nueva propuesta gastronómica, que abrió sus puertas el 12 de marzo en la bodega Piccolo Banfi, tiene el sello inconfundible de Donato De Santis. El popular chef italiano, radicado en Argentina desde hace años, es reconocido por sus restaurantes en Buenos Aires y por su participación en diversos programas de televisión, entre ellos, MasterChef.

Los socios del nuevo proyecto ubicado en Agrelo, Luján de Cuyo, son Diego Banfi, su esposa Flavia Fernández, Donato De Santis, su esposa Micaela Paglayan y Martín Villar. La amistad entre ambas familias nació hace años, apenas Donato llegó al país.

“La idea de Pizza Paradiso surgió ya que desde hace tiempo queríamos tener una propuesta gastronómica dentro de la bodega, aprovechando nuestra ubicación en la ruta del vino. Donato se entusiasmó enseguida, ya que tenía ganas de poner un pie en la provincia y nada mejor que hacerlo en un contexto de naturaleza, entre los viñedos”, cuentan desde la familia Banfi.

“Si bien en la provincia hay una gran cantidad de propuestas preciosas, con menús de varios pasos, notamos que faltaba algo más ágil y divertido que rompiera un poco con esas estructuras. Por eso pensamos en un concepto diferente, que permitiera combinar pizza y vino en un ambiente relajado y luego, seguir con el recorrido o las actividades del día”, agregan.

En detalle

En un local de 400 m2, Pizza Paradiso tiene lugar para 60 comensales entre el interior y el exterior, cuenta con un deck, toldos y recovecos para ubicarse cómodamente. El horno en el que se hacen las pizzas “es una Ferrari”, según palabras de Donato y la propuesta se completa con entradas, empanadas, ensaladas y postres. La carta de vinos incluye ejemplares tintos, blancos y rosados de Bodega Piccolo Banfi.

Los precios de las pizzas parten en $ 1250 y el vino por copa tiene un valor de $ 300.
“Buscamos que nuestra propuesta esté en constante movimiento, invitar a los visitantes a un recreo, a hacer una pasada por la bodega para probar las exquisitas pizzas de Donato y nuestros vinos, disfrutando de la vista a la Cordillera. Nos orientamos a un público que simplemente tiene ganas de relajarse, que no es pretencioso, sino que quiere compartir un buen momento entre amigos. Por eso habrá siempre un clima de fiesta, con música, alegría e ‘italianidad’”, aseguran.

Pizza Paradiso abrirá de miércoles a domingos desde el mediodía hasta las 19 h en días de semana y hasta las 21 h sábados y domingos en Bodega Piccolo Banfi (Calle Cobos 8574 Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza).