Los dueños del emprendimiento, la empresa Green SA, adelantó que sólo en la primera etapa se invertirán en este proyecto 70 millones de pesos, más 23 para obras cloacales y viales. Carlos Arroyo, una de los tres socios de la empresa, contó a Ecocuyo.com detalles del proyecto.
¿De cuánto dinero hablamos para desarrollar este emprendimiento?
La primera etapa, de tres años, es de 70 millones de pesos. Esto incluye las obras internas, además de un nexo cloacal de 16 millones de pesos, que servirá no sólo para nuestro desarrollo sino para próximos barrios del Oeste de Las Heras, más 7 millones de pesos para una calle de conexión entre Regalado Olguín y el barrio, que servirá también a la gente del Challao que tendrá otra vía de acceso.

¿De quién es el financiamiento?
Es todo con dinero propio. No intervienen terceros.

¿Cuándo comienzan las obras?
En treinta días, estamos esperando las últimas autorizaciones del municipio.
Ustedes aseguran que este barrio no creará problemas de provisión de agua a otras zonas de El Challao. Con todo en orden, ¿a qué se debe que en este caso el tema del agua haya hecho tanto ruido?
El tema del agua fue una cuestión un poco política. Escuché decir al intendente Miranda que una mujer de una comisión vecinal estaba enojada porque el municipio aprobó un salón de fiestas, y de ahí venía el enojo. Queremos aclarar que el agua que vamos a usar no afecta al Challao en lo más mínimo. Hemos hecho una perforación alimentada por la Cuenca de Las Lajas que no tiene nada que ver con las cuencas donde están los pozos de El Challao y El Dalvian, de hecho aquella cuenca está interrumpida por un macizo.

¿Qué obras de contención aluvional necesita este barrio?
En este lugar hay una defensa que es el colector aluvional Las Heras, nosotros hicimos un estudio de cuenca a fin de que la capacidad del colector no se supere cuando esté construido el barrio. Para eso hicimos lagunas de contención que están estratégicamente ubicadas y tienen un volumen de 40 mil m3, así que cuando llueve lo primero va a esas lagunas y el excedente va al canal colector. Las lagunas están conectadas entre sí y al sistema de riego de los espacios verdes, haciendo un aprovechamiento del agua de lluvia muy importante, el 80% de la cancha de golf se regará con estas aguas.

¿Qué es Green SA?
Es una Sociedad Anónima de mendocinos, que se creó en 1991 y empezó con obras en 1994. Nos dedicamos fundamentalmente a la obra pública. Nacimos en San Luis y nos fuimos desarrollando en todo el país. Nuestra sede central está en Mendoza y nuestra oficina principal en el Acceso Este. Hacemos obras viales, hidráulicas, ahora estamos incursionando en el plan ProCrear porque tenemos la gimnasia de seguir las políticas de los gobiernos, en este caso nos teníamos que acomodar a esto y lo hacemos con gusto.

¿Cuántos socios son en Green?
Somos tres Carlos Ramón, Carlos Amprino y Carlos Arroyo.

¿De quién es este terreno?
El campo pertenece a Tomás Gonzalez Feltrup. El conoció el emprendimiento que tenemos en San Luis y decidió aportar el terreno; nosotros hacemos el desarrollo. De hecho este es un jointventure entre él y nosotros.

¿Por qué decidieron construir en el pedemonte siendo más caro?
Porque desde el punto de vista de la planificación nos parece lógico hacer estas obras en el pedemonte y no en el oasis productivo. Debe existir un equilibrio en la urbanización y el resto de los fines a los que se destina la tierra, aun cuando las intervenciones son más caras.

¿Estas 300 hectáreas se destinarán íntegramente a urbanización?
No, 120 hectáreas serán para desarrollo urbano, 60 hectáreas para actividades deportivas y 120 hectáreas se dejarán en su estado natural para desarrollar deportes como senderismo y trekking, entre otras.

Green SA no construirá las viviendas de Mendoza Norte, pero ¿se queda con la comercialización de estas actividades para terceros o para el turismo?
Nosotros haremos un club social, con canchas de tenis, fútbol y el golf, del que puede hacerse socio cualquier persona que viva fuera del barrio. También haremos con el municipio caminos de senderismo y de trekking para uso semi- público.
Una vez terminada la primera etapa, ¿qué valor tendrá este proyecto?
Estimamos que como mínimo se va a triplicar a valores 
Por Gabriela Malizia
]]>