La minera de origen brasileño acaba de informar que registró su primer resultado negativo en 10 años. Esta es una de las razones principales por las cuales peligra seriamente la continuidad del megaproyecto de extracción de potasio previsto en la provincia cuyana. Según consignó El Cronista, en medio de la incertidumbre que rodea la permanencia de las inversiones de la gigante minera Vale en la provincia de Mendoza, la empresa brasileña anunció el día de ayer que perdió unos 2.647 millones de dólares durante el transcurso del cuarto trimestre de 2012, lo que representa ni más ni menos que su primer resultado negativo a lo largo de 10 años. Entre una de las mayores variables externas que hoy forman parte de las razones esenciales para eventualmente discontinuar el proyecto de extracción de potasio en Río Colorado, situado en la localidad mendocina de Malargüe, se destacan los resultados negativos que -según se estimaba- tendría la minera en los últimos meses del año pasado, presunción que luego fue corroborada por los hechos. En ese sentido, debe resaltarse que la pérdida más que duplica las que tenían expectativas los analistas, quienes en base a un sondeo llevado a cabo por la agencia Reuters apuntaban a unos 1.270 millones de dólares. La ganancia antes de intereses, impuestos, depreciación y amortizaciones cayó un 97 por ciento, en comparación con el mismo trimestre del año anterior, hasta totalizar unos 257 millones de dólares.

]]>