Se ha formado una pareja entre American Airlines y US Airways. Ambas aerolíneas aprobaron su fusión por separado y en el transcurso del día harán público este anuncio, de acuerdo a lo informado por la edición digital The Wall Street Journal.

Con esta alianza, podría decirse que se conformó la aerolínea más grande del mundo, cuyo valor está calculado en unos 11.000 millones de dólares. Superará incluso a Delta, que en 2008 se había fusionado con Western y en el 2011 hizo lo propio con United Continental.

Junto con el anuncio de la fusión previsto para este jueves, casualmente el Día de los Enamorados, se presentarán los detalles ante el Tribunal de Bancarrotas de Nueva York que supervisa la reestructuración de American Airlines.

Además deberán contar con la aprobación de los reguladores antimonopolios del Departamento de
Justicia. Se prevé que sus acreedores de American obtendrán aproximadamente un 72% de la nueva aerolínea y el 28% restante quedará en manos de los accionistas de US Airways.

La nueva compañía será dirigida por Doug Parker, actual consejero delegado de US Airways; mientras que el responsable de American Airlines, Tom Horton, será Presidente no ejecutivo del Consejo de Administración.

La junta directiva contará con doce directores. La flamante empresa operaría bajo el nombre de American Airlines con sede en Texas, un total de 94.000 empleados, 950 aviones, 6.500 vuelos diarios, nueve aeropuertos centrales y una facturación de casi 39.000 millones de dólares. Lindos números.

]]>