Argentina tiene fuertes probabilidades de recibir la 14ta. edición del Concurso Mejor Sommelier del Mundo, en 2016, con Mendoza como sede, afirmó hoy Andrés Rosberg, presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers (AAS).

Rosberg regresó recientemente de Tokyo, donde fue jurado de la final de la 13a. edición de ese certamen, cuyo ganador fue el italiano Paolo Basso, con la argentina Paz Levinson entre las 12 semifinalistas. Este experto, elegido en octubre de 2012 presidente de la Alianza Panamericana de Sommeliers (APAS), dijo a Télam que la sede del concurso “quedará confirmada en junio próximo”. Levinson, de 34 años, oriunda de San Carlos de Bariloche, logró la mejor clasificación a la que ningún otro argentino llegó en un certámen ecuménico de esta actividad, que se realiza cada tres años desde 1969. El sommelier es el experto en vinos que sugiere a la clientela de los grandes restaurantes el vino apropiado para la ocasión y, a diferencia de un enólogo, su función es la de analizar los vinos desde la perspectiva del consumidor, de una manera objetiva, sin ninguna atadura al productor. Rosberg preside la APAS, que agrupa a las asociaciones nacionales de sommeliers de Canadá, México, Venezuela, Perú, Uruguay, Chile, Venezuela, Argentina, y Brasil. “Como consecuencia de este apoyo continental, es muy probable que en las próximas elecciones de la Asociación de la Sommellerie Internacional me elijan vicepresidente, y eso nos permita tener mayores chances para lograr que Mendoza sea la sede elegida”, sostuvo. “La presentación para conseguir que tengamos la sede del próximo Concurso Mejor Sommelier del Mundo -siguió- contó con el auspicio del Ministerio de Turismo de la Provincia de Mendoza, con el que la AAS firmó un acuerdo de colaboración para lograr que el concurso se realice en esa provincia”. Además, en 2016 se celebra el bicentenario de la Declaración de la Independencia”, dijo, y comentó que “en la Asamblea General de la ASI, que se llevará a cabo en junio, en Burdeos, durante Vinexpo, quedará definida la sede para 2016”. “Para lograrlo, tenemos que presentar un programa de actividades atractivo, y demostrar que podemos financiar la organización, que tiene un costo estimado de no menos de 600 a 700 mil dólares”, informó Rosberg. Rosberg destacó “el nivel de complejidad de organización para un evento de esta naturaleza” y mencionó que en Japón, la final se hizo en un auditorio con más de 5.000 personas; participaron unos 300 voluntarios, la cena de gala fue para más de 600 personas y viajaron para el concurso más de 300 personas de todo el mundo”. La sede de la 14 edición del Mundial de Somelliere tiene varios postulantes, Australia y Alemania se disputan su  realización en Europa. Mendoza tiene varios justificativos para ser candidata para 2016: un nuevo aniversario de la independencia Argentina 1816, es una de las Capitales Mundiales del Vino, residencia de la Presidente de la OIV – Organización Internacional del Vino – Ing. Claudia Quini. El costo estimado de la organización supera el millón de dólares, generado por el traslado y alojamiento de todos los  participantes, que en Tokio fueron 53 países representados por profesionales del vino y de la comunicación. Un gran desafío para Mendoza y Argentina lograr su realización.

]]>