Desde hace algo más de tres años, la bodega dirigida por José Jesús Millán puso el ojo en China y comenzó con la exportación de pequeños volúmenes. 

En poco tiempo, de la mano de un importador chino, comenzó a ampliar sus ventas al punto de convertirse en una de las cinco bodegas argentinas en comercializar vinos en ese país, con un total de 12 contenedores en 2013.
Como parte de la estrategia, se han concentrado en la apertura de vinotecas con nombre propio, donde se comercializan exclusivamente vinos de la bodega.
“Por ahora son tres tiendas, una en la ciudad de Xiamen, donde está la casa matriz del importador, hay otra en Putian, que es una ciudad más pequeño y la última inaugurada en Xinxiang, ubicada más hacia el centro de China!”, explicó Miguel Del Amo, responsable del comercio exterior en ese país. Fuente: Diario Uno
]]>