Se trata de Laviasa (Latinoamérica de Aviación SA) que lleva terminados en lo que va del año seis unidades de su modelo insignia: el PA -25 Puelche, dos de los cuales ya fueron vendidos. La empresa, con sede en el aeropuerto El Plumerillo, diseñó y fabrica un aeroaplicador destinado al uso agrícola que incluso fue exportado a Venezuela y a Brasil. Durante este año, Laviasa tiene planificada una producción de 12 unidades (todas ya comercializadas), que las realizará en conjunto con la firma cordobesa Fadea (Fábrica Argentina de Aviones). El contrato, que es por cinco años, dejaría un ingreso de $70 millones. “Este año buscamos mantener el nivel de producción y de continuar firmando contratos a futuro que nos permitan continuar creciendo”, comentó Manuel Prieto, presidente de Laviasa. Hay que recordar que el Puelche es un avión monoplano con un fuselaje construido con tubos de acero soldados, recubiertos de tela. Es utilizado para el rociado de pesticidas y fungicidas, la aspersión de semillas y fertilizantes, las acciones inmediatas en incendios forestales y el remolque de planeadores o cartelería. Cada unidad tiene un precio de US$ 250.000. Laviasa ya vendió 35 aviones en el mercado nacional, 3 en Brasil, 2 en Venezuela, 1 en Australia, 1 en Chile y 1 en Uruguay, como asimismo una importante cantidad de partes y repuestos a usuarios de Argentina y de muchos otros países.

]]>