Más de 150 empresarios y emprendedores, junto con académicos e investigadores, participan en una jornada de trabajo dedicada a compartir experiencias y proyectos en el marco del Programa “Empretecno” del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT), que subsidia hasta 2.5 millones de pesos la creación de empresas de base tecnológica y al que se pueden presentar propuestas hasta el 26 de abril próximo.

El encuentro se desarrolla en el Hotel Diplomatic y se realiza en paralelo virtual, mediante teleconferencia, con el MINCyT, con un público semejante. El titular de la cartera, Lino Barañao, tuvo a su cargo la apertura de la actividad con un mensaje en el que, a partir de su especialidad de biólogo, expuso los factores biológicos que, según la ciencia, determinan la vocación del emprendedor. Resumió esos conceptos en una frase: “Parte del proceso de producción ocurre en el cerebro del emprendedor de una empresa de base tecnológica (EBT)”.

Como complemento, hizo hincapié en el “rol fundamental” que les corresponde a las Universidades en el desarrollo del emprendedurismo y el “valor superlativo que tienen el fomento y el ‘coaching’ de las empresas de base tecnológica”.

En Mendoza, presidieron el acto de apertura el rector de la UNCuyo, Arturo Somoza; el presidente de la Agencia de Promoción Científica y Tecnológica del MINCyT, Armando Bertranou, y el subsecretario de Agroindustria del gobierno provincial, Martín Hinojosa.

Somoza sostuvo que “es un desafío mundial y particularmente para Latinoamérica, la Argentina y Mendoza acercar las diferentes lógicas entre el conocimiento y la producción, ya que innovar es lo más importante en el mundo”. En ese sentido, señaló que “se requiere construir circuitos virtuosos de aprendizaje” entre esas dos lógicas.

Respecto del Programa, destacó la importancia que tienen los Facilitadores de Flujos de Proyectos para articular “la demanda y la oferta de conocimientos científicos y tecnológicos”. Para Mendoza -apuntó- “el desafío consiste en producir Valor Agregado para poder sobrevivir en los oasis”, objetivo para el cual reiteró “El compromiso de la Universidad Nacional de Cuyo y del sector científico y tecnológico de dialogar con el sector productivo, porque así como se nace con determinadas capacidades también es necesario el aprendizaje permanente”.

El subsecretario Hinojosa manifestó que “es política del ministerio de Agroindustria avanzar en el Valor Agregado de la matriz productiva de Mendoza. No se trata de buscar grandilocuencia sino de proponer proyectos que sean aplicables, para achicar la brecha entre el conocimiento y la producción” y esas propuestas “no queden en posibilidades sino en hechos”.

El funcionario invitó, al respecto, a los emprendedores y académicos a acercarse a la Subsecretaría ya que allí “tenemos registradas las actividades y producciones que requieren del aporte científico y tecnológico, por ejemplo para sustituir importaciones”.

Bertranou agradeció a la Universidad y al Gobierno de Mendoza “el acompañamiento y el compromiso para acompañar la política del Gobierno Nacional de promover la creación de empresas de base tecnológica, a la que -según indicó- en el año 2012 se destinaron 1.000 millones de pesos en la generación de proyectos tecnológicos con impacto productivo”.

Reiteró que “es prioridad absoluta del Gobierno Nacional la conformación de consorcios público-privados”, como el CITEC de Mendoza, en los que “la sinergia entre la triple hélice -Gobierno, Universidad, sector productivo- asegura un salto importante de la producción de la provincia”.

Las deliberaciones -coordinadas por el asesor técnico del CITEC, Jorge Barón- incluyen, tanto desde Buenos Aires como en Mendoza, conferencias sobre experiencias de distintos países en la temática, presentaciones sobre objetivos y mecanismos del Programa “Empretecno” y talleres de participación. Además, un almuerzo de trabajo en el que asesorarán a los distintos grupos los Facilitadores de Flujos de Proyectos.

El CITEC

El Consorcio de Innovación Tecnológica (CITEC) de Mendoza está conformado por la Universidad Nacional de Cuyo, La Fundación UNCuyo y UNCUSA, el Fondo para la Transformación y el Crecimiento de Mendoza, Cuyo Aval SA, Mendoza Fiduciaria SA, el Banco Patagonia y la empresa INVAP Sociedad del Estado.

El Consorcio es el único del Oeste argentino, entre los cinco Facilitadores de Flujo de Proyectos (FFP) aprobados en todo el país por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Tres de los otros corresponden a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y uno a la provincia de Córdoba.

Según lo establecido por la Agencia de Promoción Científica y Tecnológica, el Programa subsidia con hasta 2.5 millones de pesos los proyectos de empresas de base tecnológica que cumplan con los requisitos. Quienes deseen acceder a ese financiamiento tiene plazo hasta el 26 de abril próximo para presentar sus propuestas.

El principal aporte para las empresas y emprendedores locales es que toda la gestión de la formulación del proyecto se puede hacer en nuestra provincia. La participación a través de un FFP es obligatoria, por lo que la presencia del CITEC en Mendoza le agiliza a quien tenga un proyecto la posibilidad de su revisión y ajuste en nuestra ciudad.

Los interesados en obtener más información sobre el Programa pueden comunicarse con la Fundación UNCuyo, al teléfono 4494087.

]]>