La tradicional bodega mendocina realizó una importante inversión en remodelar su edificio para recibir al turismo. La apertura de este nuevo servicio se hizo la semana pasada. Según contó Federico Cassone a Ecocuyo.com, se destinó la antigua sala de barricas de la bodega a la nueva sala de turismo la cual tiene una superficie de 100 mts2 y se construyó una antesala unida a la anterior como recepción y sala de estar, junto con una terraza pegada a las hileras del Cabernet Sauvignon.

En esta obra se invirtieron aproximadamente $150.000. Y por el momento si bien no hay planes de abrir un restaurante sí está dentro de las alternativas a ofrecer la organización de pequeños eventos sociales y/o empresariales.

Cassone comentó que las visitas consisten en un recorrido por los viñedos de más de 100 años, un paseo por las viñas de Malbec y Cabernet Sauvignon donde los visitantes pueden conocer las características de estas variedades. “Finalizamos la visita con un recorrido por la bodega y una degustación de nuestros vinos Ofrecemos tres opciones de degustaciones, cada una basada en probar las diferentes líneas de vinos que elaboramos en Familia Cassone.”. Para la compañía la visita es algo más que un tour y una degustación a brindar; “se trata de compartir nuestra pasión de familia por el vino y de darle la bienvenida a nuestra casa”, subrayó Federico. Hoy está la expectativa de llegar al promedio de recibir alrededor de 20 personas por día. Por Gabriela Malizia

]]>