Sin dudas, el 2012 fue un buen año para Cruzat, durante este período sus ventas ascendieron un 200% respecto del 2011 superando el crecimiento de la categoría de espumantes de la última década en el país de un 170% y con un volumen de ventas de 55 millones de botellas.

Varios factores contribuyeron al éxito de esta bodega argentina destinada exclusivamente a la elaboración de espumantes de alta calidad bajo el método Tradicional, “por un lado, la muy buena acogida que están teniendo nuestros espumantes por parte de los consumidores, tanto la línea Cuvee Reserve como la nueva línea que lanzamos, Cruzat Clásica, generando fuerte incrementos de las ventas tanto en el mercado local como internacional en países como Chile, Australia, Estados Unidos, Italia, Uruguay y República Dominicana”, dice Guillermo Repenning Gerente Comercial de Cruzat.

“La extensión de nuestra cadena de distribución a nivel nacional, también fue muy importante en los resultados de la bodega, nos enfocamos en un modelo de venta por regiones geográficas con distribuidores especializados en productos de alta gama que nos permitió llegar mejor a nuestro público en todo el país”, detalla Repenning.

“Asimismo, las nuevas tendencias de consumo están generando una desestacionalización de los espumantes, que si bien la venta para la categoría sigue siendo fuerte a partir de la época de más calor y de las fiestas (el último trimestre del año en nuestro caso representó el 45% de total de las ventas), desde Cruzat estamos trabajando para que el espumante no sea un producto exclusivo de fin de año sino un vino para acompañar comidas y que salga del estereotipo de bebida solo para brindar, disfrutándose a lo largo de todo el año. Para ello ofrecemos 5 propuestas de espumantes con diferentes cortes y tiempo de maduración para escoltar todo tipo de ocasiones, la línea Cruzat Cuvee Reserve ($120) más compleja y estructurada y la línea Cruzat Clásica ($89) con productos con temples jóvenes, frescos de aromas florales y frutales”, explica su creador Pedro Rosell.

“Durante el año pasado el consumo de espumantes en el mercado doméstico creció cerca de un 20% en relación al año anterior, convirtiéndolo en un foco muy importante para nuestra estrategia comercial. Durante éste año creemos que el incremento de nuestras ventas será más moderado, sin embargo, las nuevas ocasiones de consumo y el hecho de que el consumidor local tienda a apreciar cada vez más las diferencias de calidad nos lleva apostar muchas fichas al mercado interno para el 2013”, finaliza el ejecutivo.

]]>