Aunque hace varios años que el modelo de los Strip Center llegó a Mendoza y se expandió por diversos puntos de la provincia; la pandemia y el consiguiente confinamiento los fortaleció el año pasado.

De este modo, los locales que se encuentran en estos mercados de cercanía no solo se han valorizado sino que los dueños de estos espacios han podido –a diferencia de quienes poseen locales en el centro- incrementar los valores del alquiler en el contexto del crecimiento general de las ventas en estos puntos.

Desde el estudio Menniti –desarrollador de The Market en Palmares- explicaron que la pandemia fue un gran aliciente para el espacio debido a que las personas se quedaron más cerca de casa, por un lado, y, por el otro, los sectores medios y altos gastaron en gastronomía y servicios lo que no pudieron destinar a vacaciones y otras salidas.

En este contexto, Pablo Vila, administrador del flamante Vía Boedo en Luján de Cuyo, comentó que tenían buenas expectativas y que las mismas se han cumplido debido –entre otras cosas- a que se trata de una zona en crecimiento que aún tiene mucho para ofrecer.

“Como proyecto de inversión, lo que ocurre es que con la pandemia se han empezado a generar diferentes polos comerciales lejanos a la ciudad”, opinó Vila quien coincidió que aunque el fenómeno no es nuevo, se ha fortalecido en el último año.

Desde el sector inmobiliario, explicaron que no son uniformes las mejores perspectivas para los locales de todos los Strip Center, pero admiten el crecimiento de la modalidad debido al mayor desarrollo de la periferia así como a la comodidad de estacionar en la puerta que estos espacios proponen.

“Es clave la ubicación así como la comodidad para que funcione”, explicó Estanislao Puelles Millán, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Mendoza al tiempo que agregó que hay Strips que funcionan muy bien y por encima de los precios promedio y otros en los que solo se cobran las expensas con tal de tener el lugar ocupado.

The Market fue el primer Strip que tuvo Mendoza hace 11 años, pero, por la idiosincrasia de los mendocinos, no le fue sencillo crecer. Hoy cuenta con 19 locales e infinidad de marcas que pretenden formar parte de este espacio que apunta –en breve- a convertirse en un mercado 100% de frescos y gastronomía.

“Con la experiencia que tenemos, los desafíos son otros y ahora buscamos no solo seguir consolidándonos sino también marcar la tendencia de la gastronomía para terminar de diferenciarnos”, expresaron desde el Estudio Menniti.

Es que The Market también fue pionero a la hora de establecer algunas de las estrategias clave que hoy utilizan este tipo de lugares con el fin de incrementar las ventas de sus locatarios y –por ende- el valor de sus locales comerciales. “Por suerte estamos vendiendo mucho”, declararon los desarrolladores de este Strip.

Entre otras cosas, es clave el armado del espacio desde su origen para no construir por construir sino pensar en dónde se quiere ubicar cada cosa y, por ende, qué estructuras se necesitarán en cada caso.

Hay que tener en cuenta que el concepto de Strip Center nada tiene que ver con tres o cuatro locales comerciales que puedan construirse en la planta baja de un edificio o conjunto de dúplex. Así, una cosa es alquilar dichos locales de manera individual y otra es pensar en un lugar integral que tenga en cuenta las necesidades de la zona así como de los distintos locatarios.

Además, es importante que no se repitan los rubros y, mucho menos, que compitan entre sí. También, que todos aporten valor y calidad a la propuesta general del lugar. “Algunos están en situaciones complicadas porque no han tenido buenas estrategias que brinden variedad a sus clientes”, expresó Puelles Millán.

En este sentido, es común que al inicio de estas propuestas sean los locatarios quienes tengan mayor poder ya que la idea en los lugares nuevos es llamar a los clientes a través de marcas fuertes. Pasados los años y si el espacio funciona bien, el Strip se consolida por sí mismo y la pelota pasa a estar del lado de los locadores.