Aunque tanto las negociaciones de la brasileña Vale como del Gobierno son herméticas, los especialistas en el negocio minero afirman que hay sólo tres empresas en el mundo que podrían adquirir el proyecto. En concreto, sólo la firma anglo-australiana BHP Billinton, el gigante chino Sinochem y la canadiense Postash Corp son las compañías que cuentan con los recursos necesarios para quedarse con un proyecto valuado en unos US$ 12 mil millones. Otro aspecto que destacan los expertos es que las tres empresas comenzaron, desde hace dos años atrás, a dedicarse casi en exclusividad a la extracción de sales de potasio y de hierro. “Ambas son materias primas para dos productos que muestran una demanda creciente: los fertilizantes y el acero”, explicó la fuente consultada, que pidió no ser mencionada. En este sentido, se sabe que Río Colorado es el mayor yacimiento de potasio de la región, del que se estiman extraer unos 2,5 millones de toneladas anuales. “China importa casi el 100% del potasio que consume por lo que seguro habrá alguna oferta de Sinochem, un consorcio dedicado al petróleo y gas; BHP Billinton aspira a consolidarse como el primer productor a nivel mundial de minerales y el potasio es hasta ahora el nicho de menor inversión; y Potash, que resistió hace un par de años una compra hostil por parte de BHP, sabe que su supervivencia está atada a quedarse con el yacimiento de Malargüe”, agregó el especialista.

]]>