Lo que pudo haber comenzado en la Argentina con el Smowing de Ginebra Bols que patentó “El loco” Gatti (un precursor no solo bajo los tres palos), hoy Lionel Messi lo llevó a niveles inimaginables en materia de auspicios y esponsoreos.

Con marcas que no solo se desenvuelven en el ambiente deportivo, el astro del Barcelona suma y suma marcas que apoyan cada uno de sus movimientos.

Empecemos por el final. La marca de panes Bimbo lanzó su nueva campaña para el 2013, con nuestro ídolo en cuestión. Focalizando en los esfuerzos de Messi para entrenar y la necesidad de alimentarse como corresponde, la campaña hace hincapié en el consumo de hidratos de carbono del delantero.

Pero haciendo cuentas, el que anda con necesidad de alimentarse mejor es el mismo grupo mexicano que viene de registrar un 60% de pérdidas en el 2012, y la panificadora decidió jugarse a lo grande y pegar su imagen a la de un jugador que no para de ganar hace años.

Si bien el 10 a veces deslumbra con trajes como el firmado por Dolce & Gabbana que lució en la entrega del Balón de Oro, en los pies siempre lucirá sus botines Adidas, marca que hasta le diseñó su propio logo.

Así como los alemanes tienen a nivel equipos, con el Bayern Münich a la cabeza (lo viste desde 1962), o selecciones, como Argentina o la misma Alemania, también se esfuerzan por mantener entre sus filas al rosarino.

El mejor equipo del mundo, o sea el Barcelona, tendrá la pipa de Nike, pero los goles vienen de los pies de Messi, siempre con las tres tiras.

Pepsi también tiene a Lionel entre sus huestes, pero la alegría de lograr que el considerado uno de los mejores jugadores de todos los tiempos se puede ver truncada por un inoportuno video amateur, donde le regalan una camiseta durante sus vacaciones y puede verse que en la mesa del astro hay una botella de Coca-Cola.

Llegó a hablarse de rescisión de contrato, pero luego primó la cordura. Hace no muchos años, los jugadores de la NBA sobresalían por mucho por sus auspicios, mucho más generosos que los logrados por los futbolistas, a pesar de éstos ser mucho más reconocidos fuera de los Estados Unidos.

Messi logró igualarse al multicampeón de los Lakers Kobey Bryant, con quien comparte el último spot publicitario de Turkish Airlines.

Debido a sus problemas de crecimiento, la familia Messi se mudó a Barcelona por lo que el futuro crack nunca jugó en las canchas argentinas a nivel clubes. Eso obviamente no impidió la idolatría de la gente, pero tampoco impidió que veamos cotidianamente su imagen en varios colectivos de la Argentina, con la camiseta del Barcelona, promocionando a Herbalife.

Otro asterisco en el marketing deportivo marcado por Messi, logrando promocionarse en un país con la camiseta de un club de otro país.

Desde su debut, Messi cambió varias meses de corte de pelo. Desde un largo bien juvenil en sus comienzos, hasta el pelo más corto y adulto de la actualidad, no se tardó demasiado en encontrar quien sponsoree también su cabellera.

Y en clara respuesta a la contratación del carilindo Cristiano Ronaldo, archirrival de Messi en las canchas, por parte de Clear Men; fue Head N´Shoulders quien buscó en último ganador del Balón de Oro la mejor forma de vencer a su rival, igual que el rosarino hace con el portugués cada vez que puede.

Tal como te conté un poco más arriba, Dolce & Gabbana vistió a Messi en la última entrega del Balón de Oro, y figura entre sus sponsors exclusivos para vestirlo fuera de las canchas. Y hablando de canchas, en las virtuales también juega bajo marca el hombre, porque EA Sports, la desarrolladora de juegos deportivos para consolas y PC lo eligió como su cara, en especial sus juegos de fútbol, claro está.

Desde la bebida hasta las zapatillas, pasando por los aviones y los jueguitos de la PlayStation. Todas las marcas buscan a Messi, y por primera vez en su vida, él no gambetea. Fuente: Noticias Argentinas

]]>