Tras muchos años de estar archivado, el proyecto para edificar la nueva Catedral de Mendoza está tomando impulso. Con un terreno cedido por la Municipalidad de la Capital y con certezas sobre las posibles fuentes de financiamiento, la construcción se activaría antes de fin de año. De acuerdo con el proyecto presentado en la Municipalidad de la Capital, en el terreno 6 mil metros, ubicados al norte de calle Maza en Capital, entre España y 9 de Julio, albergará un edificio de dos niveles, estructurado en cuatro torres, una en cada esquina, que representan a los evangelistas y tienen 30 metros de altura, excepto la del campanario, que alcanzará los 45 metros. En la planta inferior se ubicarán un auditorio con capacidad para 130 personas y una capilla para 120, como también 4 aulas, servicios sanitarios y un pequeño museo sacro-cultural en un pasillo que conduce al mausoleo de los obispos. Mientras que en en la planta superior estará la nave principal, con capacidad para 1.200 personas, y un amplio presbiterio con iluminación cenital y lateral, con vitreaux en los muros laterales. Si bien se estima que su construcción demandará más de $3 millones, fuentes no oficiales sostienen que el Arzobispado ha recibido algún guiño desde el Vaticano para recibir parte del financiamiento necesario para levantar el templo más grande de la provincia. Por Facundo Sosa

]]>