La constructora mendocina CEOSA finalizó la obra del nuevo Palacio de Justicia de San Martín, un proyecto que cambia el trazado urbano de la ciudad. El edificio destaca por sus espacios flexibles, tanto en interiores como en exteriores y ha sido diseñado para adaptarse a los cambios organizacionales en la administración judicial. El objetivo de la obra fue lograr una metodología de trabajo y un funcionamiento más ágil en el ejercicio de la Justicia, según explicó la constructora. Desde la arquitectura, esto se manifiesta en el diseño de plantas libres y en la utilización de cielorrasos suspendidos. Las obras realizadas han cambiado por completo la traza urbana, antes semi-rural, de la ciudad de San Martín. Además del edificio central, el proyecto comprende obras de tipo urbanístico, vial, fluvial y de paisajismo que se integran. Las obras de urbanización incluyen: prolongación 9 de Julio, Almirante Brown, Chubut, Viamonte, Balcarce y Usares de Junín; veredas y esquinas con rampas para discapacitados, cunetas, cordones, banquinas, puentes peatonales y vehiculares, pavimentos asfálticos y de hormigón y alumbrado público.  Las obras fluviales son: colector pluvio-aluvional y alcantarillado, a lo que se suma la forestación de las zonas aledañas. El edificio tiene cinco niveles. En planta baja están Informes y Servicios; primer piso, sala de debates; y del segundo al cuarto se concentran los distintos fueros.]]>