Nicolás Ochoa, fundador de Cárbula.

La pandemia y la inflación generaron un gran impacto en la industria automotriz, especialmente en el segmento de los coches de segunda mano en Latinoamérica.

El valor de los autos seminuevos en Chile, bajó hasta un 10%, presentando una oportunidad para quienes están interesados en comprar autos usados. La última escalada de la divisa norteamericana sorprendió al mercado automotor, y por primera vez en 2022 se prevee una alza de precios de hasta 20% en automóviles nuevos.

Les preguntamos a Nicolás Ochoa, fundador de Cárbula, y a Leandro Cagnolo, socio y líder de área de la misma empresa, cómo ven el mercado automotriz. Nos contaron cuándo es el mejor momento para vender, comprar y cómo el contexto impactará en la industria de los coches de segunda mano en los próximos meses.

¿Cómo impacta la baja de precios de los autos usados en el mercado automotor chileno?

“El mercado se rige por oferta-demanda, y si estamos ante un exceso de oferta, con una demanda escéptica y con capacidad de encontrar mucha variedad ante sus necesidades, existe una buena posición para negociar el valor del auto. Las bajas de precios serán inevitables”, opinó Nicolás Ochoa.

“El mercado de autos usados se encuentra en un momento de contracción debido a la regularización de las importaciones de los 0 km, la incertidumbre económica por el alza de precios debido a la suba del dólar y la inflación. Todo eso hace que haya caído la venta de autos usados en un 30% respecto al mismo mes del año pasado”, agregó Leandro Cagnolo.

Leandro Cagnolo, socio y líder de área de Cárbula.

¿Cuáles son las principales características del mercado de autos usados chileno?

“Es un mercado tradicional, sumamente demandado ya que se cambia el auto promedio cada año y medio. Existen muchas facilidades en cuanto a lo financiero que brinda oportunidades y rapidez en la venta de los autos seminuevos”, manifestó el líder de área.

“El mercado chileno se caracteriza por la dinámica de cambiar de vehículo promedio entre 1 y 2 años, lo cual genera una dinámica de mercado bastante atractiva. En cambio, en países vecinos como la Argentina, se cambia el auto cada 4 a 5 años promedio”, respondió el founder de Cárbula.

¿Qué incidencia tiene la escalada del dólar en el precio de la venta de los vehículos usados?

“Actualmente el alza en la divisa extranjera lo que hace es elevar el precio de las unidades nuevas, por lo tanto, los coches de segunda mano se transforman en la alternativa natural de los consumidores. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta escalada también afectará los precios del auto usado, entonces es momento de analizar detalladamente cuál es el beneficio real al momento de comprar un auto nuevo o seminuevo”, manifestó Ochoa.

“La suba del dólar prevee una suba en el valor del auto 0km, lo cual representa una oportunidad potencial para comprar un auto usado ya que está bajando de precio”, sentenció Cagnolo.

¿Qué vaticinan que sucederá con la industria de la compraventa de autos usados en la región?

“La vertical de automóviles es una de las más resilientes en términos de estabilidad ante recesiones o crisis profundas. En los últimos 10 años, con crisis o sin crisis, las transferencias de autos seminuevos se mantienen, incluso crecen, por lo cual nos imaginamos que es momento de adaptarse a lo que demanda el mercado que seguirá operando en los niveles estables que nos tiene acostumbrados”, expresó el Chief Strategy Officer de Cárbula.

“Cuando se regularice esta actualización en la dinámica de cambios de precios con respecto al dólar, la gente en general va a tender más a adquirir autos seminuevos en vez que autos 0 km con precios elevados”, agregó el Chief Operating Officer de Cárbula.

¿Es un buen momento para comprar un coche de segunda mano? ¿Por qué?

“ Es un muy buen momento para comprar un usado, porque ante el desbalance comercial que hay en la actualidad (mayor oferta que demanda), el comprador se encuentra en una situación ventajosa para negociar el valor del auto seminuevo. Sin dudas es el momento para comprar autos usados”, recomendó Ochoa.

“ Es un buen momento para comprar autos usados porque los precios están en baja. Dadas las circunstancias, los potenciales compradores salen a negociar de forma muy agresiva y buscan oportunidades de compra inmediata”, respondió Cagnolo.

¿Consideran que los meses venideros traerán aparejado una alza en los precios de los usados?

“En los meses que vienen, y atendiendo al exceso de oferta que tenemos en el mercado, nos imaginamos bajas de precios o a lo sumo, estabilidad en los mismos. Si continúa el alza de precios de las unidades nuevas, si podemos pensar en ajustes crecientes del mercado de los coches de segunda mano”, respondió el founder.

“No realmente, considero que el valor del auto usado va a seguir tendiendo a la baja ya que aún se encuentra con sobreprecio (respecto de donde debería estar)”, sentenció el líder de Cárbula.

¿Cómo afectó esta situación particular a Cárbula?

“En nuestro caso se incrementó el tiempo promedio de vender un auto usado. En el 2021 terminamos el año vendiendo vehículos en un promedio de 20 días o menos. Este año, estamos cercanos a los 30 días. Actualmente, nos encontramos trabajando para transparentar la situación actual para poder contar con el apoyo de nuestros clientes al momento de negociar. Hoy estamos haciendo foco en la retención de clientes, ahí consideramos que está la clave cuando hay exceso de oferta”, puntualizó Nicolás Ochoa.

“Esta baja en los precios nos afecta directamente porque tenemos vendedores que están acostumbrados a vender caro y no están tan dispuestos a negociar el precio del auto. Por otro lado, tenemos compradores muy agresivos que piden descuentos de 1.000, 2.000 o hasta 4.000 dólares. Por ende, nos encontramos ante la necesidad de regularizar los precios y redefinir la estrategia de comunicación ante el cliente”, planteó Leandro Cagnolo.

En líneas generales, ¿cuándo consideran que es el mejor momento para vender un auto seminuevo?

“Siempre es ideal venderlo cuando hay alza de precios. Cuando existan factores presentes en el mercado como falta de stock o de accesibilidad a unidades nuevas, será un buen momento de vender un auto usado”, recomendó Ochoa.

“Mi recomendación es vender un auto usado antes de cruzar la barrera de los 100.000 km ya que una vez superado ese kilometraje, comienzan a ser más costosos los arreglos. Asimismo, es fundamental analizar los contextos de mercado. Por ejemplo, hoy en día, ante la alza de precios de los 0 Km, podemos estar ante uno de los últimos momentos en donde es posible vender un usado sobrevalorado”, concluyó Cagnolo.