Cuando hace 8 años Vivian Tavara llegó a Mendoza desde Perú, no se imaginaba que iba a emprender un proyecto enoturístico aquí. En su país natal, esta comunicadora trabajó como modelo e integró diversos equipos digitales en sitios como Groupon y Pedidos ya. “Estas experiencias fueron clave a la hora de crear mi startup”, remarca.

“Estoy casada con un mendocino y desde que me instalé en la provincia empecé a recibir visitas de familiares y amigos”, nos cuenta. “Al llevarlos a conocer las bodegas me fui interiorizando en el mundo del vino y decidí aprender más. Tomé cursos de marketing vitivinícola, sommellerie y enología para principiantes”, destaca.

¿Cómo surgió la idea de crear WinePass?

Cada vez que planificaba un paseo por bodegas mendocinas, me resultaba engorroso armar el itinerario sin reserva previa. No encontraba un portal con información actualizada ni precios homogéneos. No era fácil ir a una bodega a tomar una copa de vino sin visita guiada ni degustación técnica.

Vivian Tavara nació en Perú y es de profesión comunicadora. En Mendoza puso en marcha un novedoso proyecto enoturístico.

Realicé un estudio de mercado y entre los datos más llamativos que arrojó fue que al 80 % de los turistas argentinos no les gusta contratar agencias, sino que prefieren organizar actividades por su cuenta. También recorrí otras regiones vitivinícolas como La Toscana y Bordeaux, donde por 2 euros es posible visitar informalmente cualquier bodega y tomar una copa de vino.

Sin dudas, el punto de inflexión fue la pandemia: me di cuenta de que el turista local sostuvo a la industria y no permitió que cayera. Las bodegas debieron bajar sus precios y hubo mucho movimiento de visitantes argentinos.

Con toda la información disponible y mis ganas de concretar un proyecto propio, decidí pasar a la acción. Conté con la ayuda de mi esposo en la parte administrativa y la de un amigo en la de programación. En noviembre de 2021 lancé WinePass, una solución para una necesidad real del mercado.

¿Cómo funciona el portal?

WinePass es un portal de entradas express que permite a los visitantes ingresar a una bodega y tomar una copa de vino de cortesía al aire libre sin necesidad de hacer una visita guiada con horarios estructurados. Desde www.winepass.com.ar es posible elegir las bodegas que se quieren conocer (hay una reseña de cada una), chequear su ubicación, distancia entre ellas y horarios disponibles. El valor es de $ 450 por bodega (incluye la copa de vino) y la compra se concreta a través de Eventbrite. Luego, se presenta un código QR al ingreso.

¿Cuántas bodegas integran el sitio?

Hoy contamos con 30 bodegas. El enemigo, Monteviejo, Nieto Senetiner, Monteviejo, Vistalba, Trivento, Finca Flichman, Domaine Bousquet, Finca Salinas y Giménez Rilli son algunas de ellas.

Por el momento, las bodegas no pagan un canon mensual por estar en el sitio.

¿Cómo ha sido la respuesta del público?

Totalmente positiva. Desde el lanzamiento del sitio, hace 6 meses, hemos vendido más de 3000 WinePass. Nos alegra saber que el 20 % de las compras son de turistas mendocinos.

Creemos que los visitantes valoran compartir un buen momento entre amigos con una tarifa plana. Esto, a su vez, los anima a recorrer distintos lugares, comprar vino e improvisar un plan como un almuerzo en alguna de las bodegas que conocieron en el día.

¿Cuál ha sido la inversión del proyecto y las expectativas?

Hemos invertido alrededor de 8000 dólares, principalmente en promoción: publicidad, pautas e influencers.

Estoy muy feliz con haber concretado la idea tal cual la tenía en mi cabeza y espero convertir a la página en una aplicación y llegar con ella a distintas partes del mundo.