La Azulina Cantina abrió sus puertas el 20 de septiembre en la coqueta esquina de Paso de los Andes y Olegario V. Andrade, de la Quinta Sección.

El emprendimiento aprovechó las líneas de financiamiento provinciales y municipales, han inaugurado o han vuelto a abrir en esta reactivación económica que está teniendo el comercio en la Ciudad.

Abrió sus puertas hace un mes y medio y tiene una muy buena propuesta gastronómica con atención desde la mañana hasta la noche. Lo más importante es la inversión en la Ciudad, en una esquina estratégica, de mucha circulación.

 

La Azulina nace de la idea de poder fusionar una propuesta gastronómica tradicional con un toque innovador. Quienes llegan hasta allí pueden disfrutar de platos bien mendocinos, típicos de la región de Cuyo.

En un principio el lugar iba a llevar el nombre de Pituco Pipón, una conjunción de dos palabras de la jerga mendocina. En la mitad del proyecto se cambió el nombre por algo que fuera más argentino y un poco más elegante. Comenzamos por Celestina, y terminamos eligiendo La Azulina en honor a la primera bandera argentina creada por Belgrano que no fue celeste sino azul y blanca, se puede leer en la carta de presentación del restó.